Endocrinología
La ozonoterapia reduce amputaciones en diabetes

La ozonoterapia es un complemento al tratamiento base en diabetes que evita complicaciones como posibles amputaciones, retinopatía diabética o nefrotoxicidad, y mejora la cicatrización de las úlceras.

B. Peñalba. Valladolid 27/01/2009

Favorecer la circulación sanguínea, estimular los sistemas de defensa antioxidantes, modular el sistema inmunológico, activar las células inmunocompetentes y los glóbulos rojos, así como desinfectar y limpiar las heridas mejorando su cicatrización son algunos de los efectos biológicos del ozono médico (mezcla de este gas en dosis bajas con oxígeno) y que son beneficiosos en multitud de enfermedades, incluido el pie diabético. Así lo han puesto de manifiesto expertos en esta materia en las VII Jornadas Nacionales Oxígeno Ozono Terapia Médica, celebradas en Medina del Campo (Valladolid).

A juicio de Silvia Menéndez, jefa de Aplicaciones Médicas del Centro de Investigaciones del Ozono de Cuba, "la ozonoterapia es un complemento al tratamiento base que no puede faltar en la diabetes, ya que evita complicaciones como las posibles amputaciones, una retinopatía diabética o nefrotoxicidad, logrando también una mejor y más rápida cicatrización de las lesiones ulcerosas".

Además, "hemos visto que la ozonoterapia repercute en el metabolismo del paciente diabético y que, junto a una buena dieta, logramos normalizar los parámetros de la glucosa".

Según ha explicado Hartmut Dorstewitz, presidente de la Sociedad Alemana de Ozonoterapia, la forma de aplicación del ozono médico para el pie diabético consiste en una bolsa de teflón, resistente a este gas, y una copa de succión que rodea la zona en la que se insufla el ozono. Las sesiones duran alrededor de 20 minutos y el número de sesiones dependerá de la evolución personal del paciente.

Asimismo, existen otras formas de aplicación según el tipo de patología. Dorstewitz ha destacado el papel de las aplicaciones parenterales en las que se encuentra la autohemoterapia mayor, la más utilizada, y que consiste en extraer sangre al paciente para burbujearla con el ozono médico y pasar luego a su transfusión. "Se trata de un tratamiento extracorporal de la sangre que evita la aplicación intravascular del gas".

Aplicarlo correctamente
Según Menéndez, lo más importante es aplicar el ozono correctamente, ya que "si se utiliza de forma adecuada no es tóxico y ha demostrado eficacia en multitud de patologías por sus efectos analgésicos, antiinflamatorios, antibióticos y su capacidad para modular el estrés oxidativo, relacionado con más de 200 enfermedades". En este sentido, Dorstewitz ha indicado su aplicación en trastornos circulatorios arteriales como la oclusión arterial periférica, enfermedad coronaria o alteraciones en la circulación ocular y del oído interno, así como para tratar la inmunodeficiencia y el desequilibrio inmune, "siempre y cuando se realice de forma correcta y en las dosis adecuadas".

Según ha afirmado el científico italiano Velio Bocci, "hemos mostrado que unas dosis adecuadas de ozono no son tóxicas y podemos apreciar la relevancia de una sutil interacción entre los compuestos generados y las defensas antioxidantes". Sin embargo, y a pesar de este conocimiento, "sigue habiendo prejuicios, pues la ozonoterapia goza de poca consideración y se mira con recelo por parte de la medicina ortodoxa. Sólo se podrá progresar mediante mecanismos más refinados y pruebas clínicas aleatorizadas y controladas que se lleven a cabo en las patologías más sensibles a la ozonoterapia".
 
Extraído de: Diariomedico.com > Especialidades > Endocrinología

© Copyright ozonomedicointegral.com
Desarrollo Web y Publicidad ExtremoVirtual

  Ozono medico Integral (Girona)

  Puede contactarnos llamando al telefóno 645359458 o bien puede utilizar nuestro formulario.